Conversión Web

C

La conversión web hace referencia a aquella acción que se espera que haga un usuario al llegar a un sitio web. De alguna manera podríamos definirla como el arte de convertir un visitante en cliente o en suscriptor, en función del tipo de página web. Sería convertir la forma en la que un usuario interactúa con ese sitio web en concreto.

¿Cómo medir la conversión?

La conversión se ha situado como uno de los temas a tratar con una mayor profundidad no solo en el SEO, sino en el marketing online en general. Es muy importante, y para medirla hay que prestar especial atención a la tasa de conversión, que hace referencia al número de visitas que ha recibido una web en periodo de tiempo concreto. Es clave para conseguir aumentar los ingresos de una web, ya que cuanto mayor sea la tasa de conversión, mayor será el número de usuarios habituales de una página.

Para calcular la tasa de conversión tendrás que dividir el número de usuarios que actuaron de la manera esperada, con el total de usuarios que visitaron la web. El resultado te permitirá hacerte una idea de la efectividad de tu web y de si estás disfrutando de los resultados esperados.

Si por ejemplo en el último mes tu web recibió la visita de un total de 2.000 usuarios, de los cuales 50 llegaron a registrarse o a comprar, significa que tienes una tasa de conversión del 2,5%. Aunque es cierto que además puede haber otra serie de indicadores, la tasa de conversión es el que más te ayudará a la hora de conocer si un sitio web está siendo o rentable.

¿Hay que estimular la conversión?

Es importante medir la tasa de conversión, pero todavía lo es más estimularla de forma continua y estar pendiente de cómo evoluciona. Hay que tener en cuenta que disfrutar de una buena tasa de conversión será uno de los principales objetivos que persigues con tu estrategia.

Conforme vayas estimulando y midiendo esa conversión podrás hacerte una idea de la situación de tu web, lo que te permitirá además para saber qué aspectos debes mejorar o eliminar, realizando las modificaciones y correcciones necesarias. Ten en cuenta que medir la conversión es la única opción disponible para saber si tu web tiene sentido y está funcionando correctamente.

Aumentar el ratio de conversión de una web requiere de dedicación y esfuerzo, pero hay una serie de “trucos y consejos” que te ayudarán a darle un empujón. Uno de ellos es utilizar Google Website Optimizer, con lo que podrás identificar tus ventas así como el comportamiento que tienen los usuarios al llegar a tu web.

También deberás añadir tus datos de contacto en la cabecera de tu sitio web, ya que esta simple acción podría proporcionarte resultados muy beneficiosos. Simplifica además tus sistemas de proformas y órdenes para no perder ningún tipo de información.

Asegúrate de que explicas los servicios que ofreces de una manera clara y concisa, ya que de lo contrario no tengas ninguna duda de que los usuarios abandonarán tu web en detrimento de la competencia. Puedes también incluir testimonios de clientes que muestren su satisfacción por tu servicio.

Toma las medidas necesarias y aumenta la tasa de conversión de tu web. Los beneficios serán innumerables. Ponte manos a la obra y compruébalo.