Algoritmo de Google

A

Si estás dentro del universo SEO, ya sabrás que el algoritmo de Google te va a acompañar a lo largo de esta trepidante aventura, pero para los más despistados, aquí le vamos a hacer una breve introducción sobre posiblemente, el algoritmo matemático más famoso y que más quebraderos produce en todo el mundo. Él será el encargado de decidir si sales en primera posición en las SERPs, en segunda o si te vas hasta la décima página, así que merece la pena prestarle la atención necesaria.

¿Qué es y cómo funciona el algoritmo de Google?

Como en todo algoritmo, estamos ante una fórmula matemática, que en este caso será la encargada de posicionar los millones de páginas webs que hay en de todo el mundo en el buscador de Google. Miles de expertos de todo el mundo han estudiado a fondo este algoritmo para tratar de descifrarlo y conseguir ganarle la partida, el problema llega cuando dicho algoritmo cambia más de cien veces al cabo del año.

Google siempre va un paso por delante de nosotros y ser más listos que él es una tarea más que complicada, por ello te recomendamos que conozcas a la perfección cómo funcionan los diferentes algoritmos que ha desarrollado Google para ponernos las cosas difíciles y aprendas a convivir con ellos. Te aseguramos que te irá mucho mejor.

Google Panda 

Google Panda es un cambio de algoritmo centrado principalmente en el contenido de calidad, premiando a aquellas webs que ofrezcan contenidos útiles e interesantes para los usuarios, situándolas en los primeros puestos de los rankings. Apareció por primera vez el 23 de febrero de 2011, y  lo hizo por la puerta grande, penalizando a todas aquellas webs cuyo contenido fuese de baja calidad, es decir, que fuese demasiado corto, que estuviese duplicado de otras webs, que contase con faltas de ortografía, que no aportase valor, etc.

El objetivo de Google Panda es penalizar aquellos sitios webs que estaban bien posicionados sin aportar nada a los usuarios, por ello te recomendamos que si estás empezando en el mundo SEO prestes una especial atención al contenido, y te asegures de que sea un contenido de calidad y propio, que esté bien redactado, que esté relacionado con la temática de tu web y que aporte información útil a los usuarios.

Google Penguin

Si Panda se centra en el contenido, Google Penguin lo hace en la calidad de los enlaces. Llegó en abril de 2012, un año después que Google Panda, lo que supuso todo un azote a todas aquellas webs que tras adaptarse a los cambios introducidos por Panda y conseguir realzar el vuelo, volvieron a caer en picado, esta vez por tener un alto contenido de enlaces de mala calidad, que habían sido comprados a golpe de talonario o que salían de granjas de enlaces que no aportaban ningún valor.

Trajo consigo importantes cambios en el panorama del SEO, dando valor a los enlaces naturales que se han creado aportando un valor real, a la variedad de anchor text utilizados de manera natural, a la calidad por encima de la cantidad y a los enlaces que salen de algún nicho relacionado con tu temática.

Para no ser azotado por el famoso pingüino te recomendamos que sigas al pie de la letra las directrices marcadas por Google y que no produzcas enlaces de manera masiva hacia tu web. Revisa Google Webmaster Tools y comprueba tu perfil de enlaces.

Google Hummingbird 

Hummingbird es el último algoritmo de Google, lanzado en agosto de 2013 y diseñado para analizar la búsqueda semántica y el knowledge graph. Supuso un fuerte cambio, ya que al contrario que Panda y Penguin, Google Hummingbird no es una actualización, sino que se trata de un algoritmo totalmente nuevo que utiliza algunas partes de los algoritmos antiguos y que ha introducida otras nuevas. Su llegada afectó a más del 90% de las búsquedas en todo el mundo, ahí es nada.

Con Hummingbird se pretende mejorar en la búsqueda conversacional, haciendo que tengas que buscar menos para acceder a los resultados. Se centra en la intención que hay en cada usuario detrás de la búsqueda. Ya lo sabes, cuidado con el colibrí.