AdSense

A

Uno de los métodos más utilizados en Internet para conseguir rentabilizar los proyectos online y obtener ingresos es AdSense, una forma sencilla y gratuita para obtener ingresos a través de poner anuncios en tu sitio web. Se trata de un servicio publicitario desarrollado por Google con el objetivo de ofrecer la posibilidad de ganar dinero con tu web, por medio de un programa CPC (coste por clic) en el que se incluyen contenidos publicitarios de posibles anunciantes dentro de tu página web. Estos anuncios se insertan en los sitios webs mediante código HTML y van apareciendo en función del tipo de contenido y de usuarios según los criterios de Google, que es quien ordena y administra estos contenidos.

Google AdSense, ¿cómo funciona?

Si quieres ganar dinero en Internet, Google AdSense se convertirá en uno de tus mejores aliados. Eso sí, para conseguir sacar rentabilidad a través de esta posibilidad debe existir un anunciante que desee promocionarse en tu página web y pagar una cantidad de dinero a cambio.

El funcionamiento es muy sencillo, ya que tan solo tienes que registrarte en la página oficial de AdSense e instalar en tu web el código HTML que te proporcionan tras el registro. A partir de este momento pertenecerás a la amplia comunidad de Google AdSense, y ya estarás en posición de que algún anunciante acabe promocionándose en tu web, blog o tienda online.

Los anunciantes previamente deben inscribirse en Google AdWords, otros de los mejores aliados de cara a obtener rentabilidad en Internet, y pagar cierta cantidad para que se promocionen sus anuncios en las diferentes páginas afiliadas a AdSense en función de las palabras claves que más les interesen.

Una vez el anunciante se ha registrado en AdWords y ha hecho el correspondiente pago, desde Google se comienza a rastrear las páginas registradas para determinar cuáles son los anuncios que mejor encajan en cada web.

Los anuncios que se publicarán en tu web serán gestionados por Google, con el objetivo de garantizar que encajarán con tu audiencia y con tu público objetivo. Se revisarán siempre previamente para asegurar que serán anuncios de calidad. De todos modos el control siempre lo tendrás tú, por lo que si hay algún contenido que no termine de convencerte o no se adapte a lo que buscas, podrás bloquearlos sin ningún problema.

Por lo general los anuncios que aparezcan en tu web estarán relacionados con la temática a tratar. Esto significa que si por ejemplo tienes un blog de running, los anuncios tendrían que ver con el mundo de la ropa deportiva. Automáticamente tú recibirás un porcentaje por cada uno de los clics que los usuarios realicen en dicho anuncio a través de tu web, independientemente de que finalmente acaben comprando o no.

¿Cuántos anuncios de AdSense se pueden mostrar en tu web?

Hasta el día de hoy Google ofrece la posibilidad de insertar hasta tres bloques de publicidad diferentes dentro de una misma página web. Podrás escoger el tamaño que desees para cada uno de los bloques de anuncios, con el objetivo de encajarlos en tu web y que no rompan la estética de tu página.

Lo más recomendable es insertar estos anuncios alrededor del contenido, cuanto más arriba mejor, aunque siempre sin violar las políticas de Google AdSense, que prima por encima de todo la usabilidad y la experiencia de usuario.

Tras incluir el código HTML en tu web, Google la rastreará para confirmar que se ha implementado de manera correcta y la clasificará en función del tipo de contenidos, para posteriormente incluir los anuncios relacionados que te permitan obtener un mayor número de ganancias, en aquellas páginas que hayas habilitado para ello.