Cómo montar un negocio online sin caer en el Olvido

Tiempo de lectura 4 minutos
¿Te gusta?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(4 votos, promedio: 4,50 sobre 5)
Loading...
montar-negocio-online

Montar un negocio en internet no es ni más fácil ni más complicado que montar un negocio Offline. Simplemente es diferente. Bien es cierto que no necesitas un espacio físico para mostrar tus productos o servicios (véase el ejemplo de Drop Shipping), sino que para eso está Internet. En cambio, y dependiendo del negocio, sí que es probable que necesites un sitio donde organizar tu departamento de logística, una oficina equipada donde trabajar.

montar un negocio on line

El que tu negocio sea online tampoco implica que no vayas a necesitar personal, o que no tenga que haber nadie al otro lado de la línea de teléfono. Por tanto, conviene que seas consciente de todo lo que conlleva montar un negocio en internet.

Tu principal objetivo debe ser, siempre, proporcionar una experiencia de calidad a tus clientes. Independientemente de que tu empresa sea B2B o te dirijas al cliente final. El centro en torno al cual concebir la estrategia de ventas, la política de precios, la distribución del producto e incluso el diseño del propio producto es y será siempre el cliente. Otra característica en la que coincide con cualquier empresa tradicional.

Llegados a este punto, comenzamos a desglosar los pasos principales a seguir:

10 Claves para montar un negocio On Line

montar negocio online

1. Desarrolla una idea para tu negocio.

Puede sonar un poco obvio, pero no te imaginas la de proyectos que fracasan por no tener claro qué quieren hacer en internet. Aquí es importante que tengas en cuenta aquello de “aprendiz de mucho, maestro de nada”. Antes que lanzarte a ofrecer un poco de todo, conviene que te especialices y ofrezcas una solución útil a un problema determinado.

2. Diseña tu producto.

Ya tienes una buena idea, ahora solo tienes que materializarla en un producto concreto. En ese conjunto de características, valores diferenciales y utilidades que harán que los clientes deseen tenerlo en cuanto sepan de su existencia.

3. Elige tu público objetivo.

Una vez tienes claro en qué consiste tu producto, piensa en quién quieres que lo compre. Quién tiene esa necesidad que vas a satisfacer. De este modo te será mucho más fácil visualizar tu producto y, llegado el momento de promocionarlo identificar los motivos que le llevarán a comprarlo.

4. Estudia tu sector.

Necesitas conocer el mercado como la palma de tu mano. Tanto a empresas, como proveedores, clientes, formas de negociación o, en su caso, procesos producción. De este modo sabrás cuáles son las reglas del juego y cómo tienes que desenvolverte. Aun en el caso de que tu producto sea tan sumamente novedoso que no haya nada parecido, piensa en qué otros servicios o productos podrían restar ventas.
Analiza a tu competencia. Ellos ya estaban aquí antes de que tú llegaras, y, por tanto, te llevan ventaja. Pero no temas, si has decidido llegar hasta aquí es porque tienes la plena convicción de que vas a encontrar tu sitio y eres capaz de salir adelante.

5. Cuenta siempre con proveedores de calidad.

En los que puedas confiar y te den un mínimo de garantías. Un consejo, no escatimes; si quieres dar imagen de profesionalidad no puedes contar con proveedores (amateur). En servicios como la pasarela de pagos o el hosting es imprescindible contar con los mejores. Imagina que tienes una web de primer nivel en cuanto a diseño e innovación. Si cuando tus clientes lleguen se encuentran con una velocidad lenta, o que el servidor sufre caídas, se marcharán para no volver.

6. No ofrezcas lo mismo que otros, ni del mismo modo.

Si no ofreces nada distinto ¿por qué habrían de comprarte a ti y no a cualquier otro? Por ello, tanto en el lenguaje que y tono de la comunicación empleas a la hora de dirigirte a tus clientes, o bien cómo personalizas la experiencia de compra y el cuidado que pones en el envío. Todo suma y ayuda a que el cliente prefiera comprar en tu tienda y no en cualquiera de la competencia.

7. Genera confianza.

Una de las principales premisas para que tus clientes completen satisfactoriamente el proceso de compra es que se sientan seguros de a quién están cediendo sus datos más personales. De ahí la necesidad de que todos los elementos de tu web transmitan confianza, seriedad y compromiso con el cliente. Desde la política de devoluciones, hasta los sellos de confianza online, pasando por la posibilidad de hacer un seguimiento de su pedido en todo momento. Se trata de cualidades que los clientes valoran muy positivamente y ayudarán a convertir.

8. Cuida la experiencia de usuario.

El cliente ha de encontrar aquello por lo que ha llegado a tu negocio online a la mayor brevedad posible. De ahí que te esmeres en procurar de forma bien visible la información y datos básicos e imprescindibles que éste pueda necesitar. Trabaja con pruebas A/B testing, pregunta a tus usuarios y experimenta con nuevas fórmulas, hasta dar con la solución más sencilla y útil.

9. Preocúpate siempre por lograr la satisfacción del cliente.

Bien sea durante el proceso de compra, habilitando los canales necesarios para poder solucionar esas dudas puntuales que siempre surgen, o una vez entregado el producto, con el fin de saber si el mismo cumple sus expectativas. Cualquier oportunidad es buena para conseguir clientes satisfechos, no la desperdicies.

10. Utiliza los canales sociales para impulsar tu negocio.

Los clientes recurren a las redes sociales a la hora de buscar información sobre un producto, de conseguir ideas o sugerencias sobre qué regalar, o cuál es la mejor marca o servicio. Por ello, es muy importante que cuides tu presencia 2.0, así como que animes a tus clientes a recomendar tus productos en el mundo 2.0. Como podrás imaginar, no se trata de una tarea sencilla, pero nada que con una buena estrategia y una atención al cliente impecable no se pueda conseguir.

Como podrás observar, tener un negocio Online es todo un reto. Un proyecto donde participan muchas variables, y donde para alcanzar resultados positivos necesitas emplearte a fondo y ser consciente de la importancia de cada fase del proceso, cada situación que se puede presentar, y qué espera el cliente de ti en cada momento.

¿Te ha gustado este artículo?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(4 votos, promedio: 4,50 sobre 5)
Loading...

POST RELACIONADOS

COMENTARIOS